¿Quieres saber donde encontrar tu probiótico bucal?

Te ayudamos a localizar la tienda más cercana.

17 de septiembre de 2019
Probióticos

¿Qué son los probióticos y prebióticos?

Seguramente has escuchado muchas cosas sobre los probióticos y lo importantes que son para la salud, pero ¿realmente sabes que son los probióticos y prebióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos (bacterias) que ejercen una acción benéfica sobre la salud al ser administrados en cantidades adecuadas.

Los probióticos pueden encontrarse en las siguientes modalidades:

  • Formando parte de la composición de alimentos: como el yogur que cuenta con bacterias lácticas (Streptococcus thermophilus y Lactobacillus bulgaricus o acidofilus), el queso y otros productos lácteos. También se encuentra en alimentos fermentados como el chucrut y la kombucha, pepinos agridulces, miso y tempeh.
  • Como complemento alimenticio: en cápsulas o polvo para diluir en agua u otros líquidos.
  • En forma de medicamentos: que contienen diversas cepas beneficiosas para regenerar la flora bacteriana.

Por otro lado, los prebióticos están constituidos por moléculas que forman parte de la fibra alimentaria, en su mayoría carbohidratos que son fermentados por la flora intestinal. Estos son sustancias no digeribles de los alimentos que se encuentran en la composición de diversas hortalizas y frutas que promueven el crecimiento y la actividad de bacterias beneficiosas para el intestino.

A diferencia de los probióticos, los prebióticos favorecen el crecimiento de bacterias benéficas aportándoles diferentes sustratos, es decir los prebióticos son la comida de los probióticos. Su acción tiene lugar en el intestino grueso o colon, donde las bacterias de la microbiota intestinal fermentan los prebióticos alimentarios.

Generalmente los prebióticos se encuentran en alimentos de origen vegetal y en la leche materna. Las fuentes principales para obtenerlos son: el ajo, la cebolla, las alcachofas, los plátanos y otras frutas, la miel, el trigo, la avena y otros cereales, la soja y demás legumbres, los espárragos, la achicoria y el puerro.

Los simbióticos constituyen un grupo diferente a los probióticos y se definen como “una mezcla de pre- y probióticos destinada a aumentar la supervivencia de las bacterias que promueven la salud, con el fin de modificar la flora intestinal y su metabolismo.

El ejemplo más claro de alimento simbiótico es la leche materna, que es un probiótico debido a su contenido en bacterias lácticas y un prebiótico por el contenido en fructoligosacáridos que favorecen el desarrollo de las bacterias. Las leches o fórmulas infantiles han ido incorporando simbióticos en sus formulaciones para parecerse más a la leche materna.

Las funciones de los probióticos, prebióticos y simbióticos en general son:

  • Contribuir a restaurar la microbiota, es decir los microorganismos que viven habitualmente en el cuerpo humano.
  • Competir con microorganismos patógenos, inhibiendo toxinas bacterianas y evitando infecciones.
  • Producir sustancias antimicrobianas contra otros organismos no deseados.
  • Estimular el sistema inmune.
  • Pueden actuar en diversos órganos, por ejemplo, en el sistema respiratorio, digestivo, urinario, etc.

Sin importar de qué manera sean administrados, el consumo de probióticos aporta beneficios que te ayudarán a mantener un estilo de vida saludable.

  1. https://pdfs.semanticscholar.org/e1e1/10e29078fc7ebd9356af079deccfaac035ef.pdf
  2. https://www.cuerpomente.com/alimentacion/nutricion/prebioticos-que-son-beneficios_1736
  3. https://www.infobae.com/tendencias/nutriglam/2017/10/27/mas-alla-del-yogur-6-alimentos-ricos-en-probioticos-para-cuidar-la-salud/