¿Quieres saber donde encontrar tu probiótico bucal?

Te ayudamos a localizar la tienda más cercana.

28 de agosto de 2020
Probióticos

Infecciones por hongos en boca

Una infección se refiere a la colonización de un cuerpo humano por microorganismos exteriores, que resultan ser perjudiciales, se inicia con la entrada de un patógeno al organismo y continua con un periodo de incubación.

Los hongos son microorganismos que se encuentran distribuidos en la naturaleza. En el cuerpo humano, viven habitualmente en la boca, el intestino, los genitales y la piel. Hay otras especies de hongos que no viven normalmente en el ser humano, y cuando se encuentran dentro de este llegan a causar daño. Suelen entrar al cuerpo por las vías respiratorias, inhalados en esporas, se alojan en los pulmones y se diseminan hacia otros lugares del cuerpo como la boca.

Los factores predisponentes de una infección por hongos son:

  • Tratamientos con antibióticos
  • Tratamientos con esteroides
  • Disminución en la cantidad de saliva o boca seca
  • Tabaquismo
  • Uso de prótesis dentales removibles durante la noche
  • Desnutrición
  • Algunos tratamientos contra el cáncer
  • Embarazo/lactancia
  • Diabetes Mellitus
  • Infección por VIH
  • Sistema inmune suprimido o disminuido

Infecciones por hongos más comunes

Candidiasis

Candidiasis es la infección por hongos más frecuente en boca. 4 de cada 10 pacientes que acuden a consulta dental padecen infección por Candida. La gran mayoría de estas infecciones son asintomáticas. Estas infecciones son frecuentes en lactantes, ancianos y personas con factores predisponentes generales o locales. Es muy común que se presente en pacientes con VIH. Es considerada una infección oportunista, es decir que se presenta con más frecuencia en personas con un sistema inmune débil. Se localiza mas frecuentemente en la mucosa bucal, es decir, lengua, encía, labios y cachetes; pero puede extenderse a la faringe y el esófago en casos graves.

Existen 4 formas clínicas de candidiasis en los tejidos de la boca y sus alrededores:

  1. Candidiasis pseudomembranosa: en ella se aprecian placas de color amarillo-blanquecino que se pueden despegar con facilidad frotándolas con una gasa y que dejan un área enrojecida después de ser despegadas; en el paladar, la mucosa bucal, labial y el dorso de la lengua.
  2. Candidiasis eritematosa: en ella se aprecian superficies rojas en el paladar y el dorso de la lengua.
  3. Candidiasis hiperplásica: se presenta en la mucosa bucal, lengua y encía; como placas blanquecinas que no se remueven raspando la superficie. En este grupo entra la queilitis angular mejor conocida como boqueras.
  4. Candidiasis mucocutánea crónica

Para realizan un diagnostico certero, se debe realizar un cultivo como herramienta adecuada, aunque puede dar falsos positivos en el caso de pacientes que sean portadores del hongo, pero no tengan una infección activa.

Estos pacientes se pueden tratar con medicamentos tópicos o sistémicos. El tratamiento suele durar de 2 a 3 semanas Depende del grado de infección y del estado de salud del paciente. Es frecuente la recaída si no se atiende la enfermedad sistémica que ocasionó la infección. Se recomiendan enjuagues con flúor 2-3 minutos, de preferencia sin alcohol. La desinfección diaria de las prótesis dentales es parte importante del tratamiento, se puede realizar con clorhexidina.

Estomatitis sub-protésica

 

Se caracteriza por la presencia de una zona enrojecida y es más frecuente en el maxilar superior y raramente aparece en el inferior.

El paladar se observa de color rojo brillante. Esta infección puede presentarse acompañada de queilitis angular o de otras formas de candidiasis bucal.

Sus causas son sobre todo debido a la prótesis dental, como su uso continuo y malos hábitos de higiene dental.

Existen 3 tipos de acuerdo con la severidad de las lesiones en los tejidos:

  1. Tipo I: Inflamación simple localizada: se presenta únicamente en el paladar y suele ser causada por el mal ajuste de la prótesis.
  2. Tipo II: Inflamación simple generalizada: se localiza en toda la superficie de soporte de la prótesis. Se puede presentar sangrado e inflamación y delimitada por los márgenes de la pieza.
  3. Tipo III: Inflamación granular o papilar hiperplásica: puede presentarse en toda la mucosa o solo en el paladar y su nombre se debe a su aspecto granular.

El tratamiento de estos pacientes se enfoca a la prótesis dental. Es importante una buena higiene de la prótesis, que este bien ajustada y no lastime las mucosas que lo soportan. Si las molestias persisten se pueden indicar medicamentos tópicos contra los hongos.

micosis, hongos, infección, candida, boqueras, labio, lengua, encía, mucosas, VIH, inmunosupresión, sistema inmune, embarazo, tabaquismo, prótesis dental, boca seca, diabetes, desnutrición, antibióticos.