7 de mayo de 2020
Probióticos Bucales

Beneficios de los probióticos en el embarazo

El embarazo es el término utilizado para describir el periodo en el cual un feto se desarrolla dentro del vientre o útero de una mujer. Este periodo suele durar 40 semanas aproximadamente; es decir, poco más de 9 meses, y se divide en trimestres.

El primer trimestre abarca desde el momento de la fecundación hasta la semana 14 de embarazo, el segundo trimestre va de la semana 14 a la 28 y el tercero va de la semana 28 al término del embarazo.

Desde el momento de la fecundación se producen múltiples cambios en el cuerpo de la mujer, tanto físicos como hormonales, mismos que son necesarios para el correcto desarrollo del feto. Todos estos cambios tienen efectos en casi todos los sistemas del cuerpo: el respiratorio, el digestivo, el circulatorio, el renal, el óseo y el nervioso.

Algunos de los cambios tienen repercusiones en la boca y deben ser controlados para evitar complicaciones. Para tal, existen probióticos bucales para controlarlos o minimizarlos.

Los probióticos han sido definidos por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como microrganismos vivos que, cuando son administrados en cantidades adecuadas, puedan aportar beneficios para la salud del huésped.

Los probióticos se pueden encontrar de manera natural en algunos alimentos que han pasado por algún proceso de fermentación, o que han sido adicionados artificialmente como suplementos nutricionales.

El uso de probióticos durante el embarazo puede tener efectos beneficiosos en distintos tipos de condiciones y/o padecimientos, como:

  • Diarreas agudas ocasionadas por virus.
  • Estreñimiento.
  • Síndrome del intestino irritable y enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Vaginosis bacteriana (padecimiento muy común en el embarazo).
  • Reducen las probabilidades de sufrir diabetes gestacional, mejorando el metabolismo de la glucosa.
  • Reducen las probabilidades de sufrir preclamsia.
  • Aumentan las defensas de la madre, mejorando el sistema inmune.
  • Ayudan a mantener un equilibrio positivo en la flora intestinal y mejoran la asimilación de las vitaminas y los minerales que proporcionan los alimentos, justo cuando en el embarazo aumentan las necesidades de nutrientes en un 50%.

De igual forma, tienen beneficios para el bebé, como la prevención de la dermatitis atópica, reducen las infecciones respiratorias y los problemas gastrointestinales.

 

No existen datos para saber en qué periodo del embarazo es mejor tomar los probióticos; sin embargo, es recomendable tomarlos durante toda la gestación.

Probióticos durante el embarazo, Embarazo, Lactancia, Feto, Preclamsia, Diabetes gestacional, Hormonas, Sistema inmune, Vientre, Útero, Mujer, Trimestres, Fecundación, Probioticos bucales, Nutrición